I NVOCACIÓN

P: Este domingo nos reunimos en comunidad, para celebrar entre todos y todas el testimonio de un Dios que se encarna en lo humano y se nos hace presente, vida y esperanza. Comenzamos esta reunión en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.

Respuesta: Amén.


P: Señor abre mis labios,

Respuesta: y cantará mi boca tu alabanza.


Cantamos: Momento nuevo

1-Dios hoy nos llama a un momento nuevo,

a caminar junto con su pueblo.

Es hora de transformar lo que no da más

y solo y aislado no hay nadie capaz.


Por eso ¡ven, entra a la rueda con todos!

también tú eres muy importante,

por eso ¡ven, entra a la rueda con todos!

también tú eres muy importante, ¡ven!


2-Ya no es posible creer que todo es fácil.

Hay muchas fuerzas que producen muerte,

nos dan dolor, tristeza y desolación,

es necesario afianzar nuestra unión.


3-La fuerza que hace hoy brotar la vida

obra en nosotros dándonos su gracia;

es Dios que nos convida a trabajar,

su amor repartir y las fuerzas juntar.

CONFESIÓN DE PECADOS


P: Señor, te confieso todos mis pecados, mis flaquezas, y mis fallas, mis muchísimas fallas.


Respuesta: Vive con confianza, Dios ha perdonado todos tus pecados, tus flaquezas y tus fallas. Señor, te confieso todos mis pecados, mis flaquezas, y mis fallas, mis muchísimas fallas.


P: Vive con confianza, Dios ha perdonado todos tus pecados, tus flaquezas y tus fallas.


Todos/as: Gloria sea al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era al principio es ahora y será siempre, por los siglos de los siglos. Amén


ORACIÓN GENERAL


P: Todo poderoso y eterno Dios, Señor bondadoso: te pedimos que derrames tu Espíritu Santo sobre tu pueblo que llega a vos con súplicas y agradecimientos. Mantenenos firmes en las enseñanzas de tu hijo Jesucristo, protegenos y consolanos. Concede a tu Iglesia la paz y la misericordia que necesita en estos tiempos para estar presente al lado de quienes más necesitan, denunciando las injusticias y anunciando tu Reino que ya se ha acercado a nosotros y nosotras. Por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, siempre un solo Dios, ahora y siempre.


Respuesta: Amén.

Lectura y Salmo

Carta a los Gálatas 3:23-28

Salmo 127


LECTURA DEL EVANGELIO - Evangelio según San Mateo 26:20,26-29


Al atardecer, estaba a la mesa con los Doce.

Mientras comían, Jesús tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: «Tomen y coman, esto es mi Cuerpo».

Después tomó una copa, dio gracias y se la entregó, diciendo: «Beban todos de ella, porque esta es mi Sangre, la Sangre de la Alianza, que se derrama por muchos para la remisión de los pecados.

Les aseguro que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta el día en que beba con ustedes el vino nuevo en el Reino de mi Padre».

P: Es Palabra inspirada por Dios.

Todos/as: Te alabamos Señor.


CREDO

Todo el pueblo:

Creo en Dios Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra del Espíritu Santo, nació de la virgen María, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos, está sentado a la diestra del Padre, y desde allí volverá para juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia cristiana, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne, y la vida perdurable. Amén.


ORACIÓN DE LOS FIELES

A cada intención respondemos: Te lo pedimos Señor.


OFERTORIO

Cantamos: El cielo canta alegría

1- El cielo canta alegría, ¡aleluya!
porque en tu vida y la mía
brilla la gloria de Dios.

¡Aleluya, aleluya,

aleluya, aleluya!

2- El cielo canta alegría, ¡aleluya!
porque a tu vida y mía
las une el amor de Dios.

3- El cielo canta alegría, ¡aleluya!
porque tu vida y la mía
proclamarán al Señor.


INSTITUCIÓN DE LA SANTA CENA



Cantamos el PADRENUESTRO

Padrenuestro que estás en los cielos

santificado sea tu nombre.

Venga a nosotros tu reino

y hágase tu voluntad

así en la tierra como en el cielo,

así en la tierra como en el cielo.

El pan nuestro de cada día

dánoslo hoy, dánoslo hoy,

y perdonanos nuestras deudas

como nosotros perdonamos también.

Y no nos dejes caer en la tentación,

líbranos del mal, libranos del mal.

Porque tuyo es el Reino, el poder

y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.


SALUDO DE LA PAZ

P: La paz sea con cada uno y cada una de Ustedes.

Respuesta: Y con tu espíritu.


COMUNIÓN / SANTA CENA

Cantamos: Zamba para que te quedes

1) Para que estés siempre en medio nuestro,

para que nos juntes en la comunión,

para que a pesar de toda tristeza

ésta sea una fiesta porque aquí estás Vos.


Compartimos la copa y el pan que es amor

amor bien jugado por vos en la cruz,

celebramos que no hay muerte que pueda atar,

a la vida que recibimos de vos.

2) Padre te pedimos con todo el pueblo

por aquel que sufre injusticia y dolor,

cambia nuestro llanto por alegría

danos esperanza, ahuyenta el temor.


3) En el barrio tantos te necesitan

y quién sabe cuántos en esta ciudad,

danos la palabra, el gesto, el cariño,

que te muestre simple, así como sos.


Cantamos: Pescador de hombres

1) Tú has venido a la orilla

no has buscado ni a sabios ni a ricos,

tan solo quieres que yo te siga.

Señor, me has mirado a los ojos,

sonriendo has dicho mi nombre.

En la arena he dejado mi barca,

junto a Ti buscaré otro mar.

2) Tú sabes bien lo que tengo

en mi barca no hay oro ni espadas,

tan solo redes y mi trabajo.

3) Tú necesitas mis manos,

mi cansancio que a otros descanse.

Amor que quiera seguir amando.

4) Tú, pescador de otros lagos,

ansia eterna de almas que esperan.

Amigo bueno que así me llamas.


ORACIÓN POSCOMUNIÓN


Ceremonia de la Luz con los niños y las niñas

Cantamos: Bendición Irlandesa

Que la tierra vaya abriendo
un camino ante tus pasos
y que el viento
sople suave a tus espaldas;
que el sol brille siempre cáliAdo
y benigno en tu cara;
que la lluvia caiga bien
sobre tus campos.
Y hasta tanto
nos volvamos a encontrar;
Dios te guarde en la palma
de su mano;
y hasta tanto
nos volvamos a encontrar,
Dios te guarde,
Dios nos guarde en sus manos.



BENDICIÓN FINAL

El Señor te bendiga, el Señor te guarde.

Haga resplandecer el Señor su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia.

Vuelva el Señor su rostro hacia ti, y te conceda su paz.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Respuesta: Amén.


ENVÍO

P: Vayamos ahora, acompañados por la Paz y la Gracia de nuestro Señor Jesucristo.

Todos/as: Demos gracias a Dios.


Cantamos: Vida en abundancia


Los lirios del campo y las aves del cielo
No se preocupan porque están en mis manos
Tené confianza en mí
Acá estoy junto a vos


Amá lo que sos y tus circunstancias
Estoy con vos, con tu cruz en mi espalda
Todo terminará bien
Yo hago nuevas todas las cosas


Yo vengo a traerte vida
Vida en abundancia, en abundancia
Yo soy el camino, la verdad y la vida
Vida en abundancia, en abundancia

No hice al hombre para que esté solo
Caminen juntos como hermanos
Sopórtense mutuamente
Ámense unos a otros


La felicidad de la vida eterna
Empieza conmigo en la tierra
Sentite vivo
La fiesta del reino comienza acá


Yo vengo a traerte vida
Vida en abundancia, en abundancia
Yo soy el camino, la verdad y la vida
Vida en abundancia, en abundancia.



Congregación San Lucas

Iglesia Evangélica Luterana Unida


WWW.SANLUCAS.ORG.AR